Usted está aquí:
Descubre Guerrero... > Acapulco: un ícono diverso y amigable.

Acapulco: un ícono diverso y amigable.

Lunes 5 de octubre de 2015
Hoy en día, Acapulco cuenta con una moderna infraestructura turística contando hoteles, restaurantes, centros comerciales, clubes de playa, bares y discotecas, entre otros, que muchos de ellos ya están certificados y especializados en el sector LGBT.

 El bello puerto ha sido referente mundial de México como destino turístico a lo largo de la historia, y hoy como siempre Acapulco se reviste de color y orgullo para replantear su oferta turística  al mercado LGBT, que por sus siglas significa: Lesbianas, Gays, Bisexuales y Transexuales. Si bien la comunidad LGBT es mucho más amplia que estas siglas y por su naturaleza busca ser incluyente y dar cabida a todas las diferentes opciones de diversidad sexual, Acapulco ha sido pionero en Latinoamérica para trabajar y recibir a este perfil de visitante, basta con recordar como en los años 80 en la playa Condesa ondeaba la bandera del arcoíris sobre la arena dorada de esta playa ubicada a la mitad del bahía de Santa Lucía.


Con un maravilloso clima, una hermosa bahía, excelente paisajes, extraordinarias puestas de sol, y opciones infinitas de entretenimiento; hoy en día, Acapulco cuenta con una moderna infraestructura turística contando hoteles, restaurantes, centros comerciales, clubes de playa, bares y discotecas, entre otros, que muchos de ellos ya están certificados y especializados en el sector LGBT.


El visitar este paraíso tropical ofrece lugares especiales para la comunidad gay, ya sean culturales como el Fuerte de San Diego, ecoturísticos como el Paraíso de los Manglares, la vida nocturna como son los bares y centros nocturnos gay, y una playa como la playa Condesa, que fuera la primera en tener una bandera gay en los años 80. Existe en Acapulco un ambiente recreativo, como son los festivales o desfiles, por ejemplo en el 2010 dio inicio el desfile lésbico – gay, que años tras año se lleva a cabo este evento de suma importancia para esta agrupación, puesto que en junio del 2015 se realizó nuevamente albergando a más de diez mil miembros en este acontecimiento con el fin de acabar con la discriminación de bullying y la homofobia.


El ambiente gay en Acapulco  se vive de diversas maneras, una muestra de esto es la primera boda masiva que se llevó a cabo en julio del 2015 con la participación de veinte parejas esto con la aprobación de la Suprema Corte de Justicia donde autoriza la celebración del matrimonio del mismo sexo. Esto establece un precedente importante y abre la puerta a toda una gama de posibilidades para la comunidad LGBT en el segmento de romance: despedidas, pedidas de mano, bodas, aniversarios, etc.


Al día de hoy, muchos destinos no sólo en México han puesto sus ojos en el llamado “dinero rosa”, y a partir de esto se han generado productos turísticos enfocados específicamente para este segmento que van desde aventura, romance, entretenimiento, bienestar y familia. Resulta aplaudible la actitud abierta que han tenido los gobiernos municipales y estatales en México para ofrecer garantías de convivencia sana para parejas del mismo sexo o simplemente para turistas con estilos de vida diversos.


El encanto de Acapulco nunca muere y su belleza sólo se acentúa con el paso del tiempo, la nostalgia de quienes vieron por primera vez el mar en Acapulco acrecenta esa necesidad de siempre regresar. Las noches mágicas e interminables son motivo suficiente para siempre continuar la fiesta. Un destino de playa espectacular y con una oferta turística con apertura para el turista LGBT son la mezcla que aseguran que muy pronto Acapulco retomará su lugar como pionero en México y Latinoamérica para esta colorida comunidad.